Bolo antioqueño

La actuación de Felipe Gil en el reciente Panamericano Juvenil de Bowling en Panamá 2015, deja a la Liga Antioqueña de bolo más que satisfecha. Cuatro medallas de Oro, una de plata y una de bronce es el resultado general del antioqueño en la categoría sub. 16, contra representantes de USA, Venezuela, Brasil, Costa Rica, entre otros.

Ver a Felipe Gil en lo más alto del podium se ha vuelto una costumbre, este nuevo título es el resultado del sacrificio y empeño del deportista y entrenador, el jugador paisa se ha dedicado en cuerpo y alma para ser un campeón, entrena cuatro días a la semana con su técnico Santiago Mejía.

Felipe inició a jugar bolo desde muy niño, su padre Fernando Gil quien trabajaba en Boliche Acuario lo fue iniciando como jugador, bajo la tutoría del queridísimo Nestor Londoño, luego Jair Gil y Fernando Guerrero, hasta llegar a las manos del actual entrenador de Antioquia Santiago Mejía.

«Creo que he llegado a este gran nivel gracias a Santiago, tener un buen entrenador es fundamental en este deporte y tener un director técnico es aún más, Santiago cumple las dos funciones y ha sido un pilar determinante en mi carrera como jugador». comentó Felipe Gil

«Considero que soy joven aún, voy por buen camino, queda mucho por delante y siempre hay que procurar ir por más, desafortunadamente se me escapó el campeonato master por poquito, estuve muy cerca y la meta es seguir cosechando triunfos en todos los campeonatos juveniles en los que participe hasta que algún día pueda jugar en un mundial» concluyó el jugador antioqueño.

Felipe ganó oro en individual, equipos, dobles mixtos y todo evento, plata en el Master  y bronce en dobles.

Cabe destacar que Santiago Mejía es entrenador y jugador a la vez, ¿Cómo es eso de entrenar y competir a vez? le preguntamos. «Lo difícil de ser jugador y entrenador, es que en algún momento te enfrentarás a un alumno, situación que rara vez se da en torneos nacionales, pero hay que ser muy profesional, ético y transparente para manejar el tema de la manera correcta. Es mi deber ayudar al jugador y sacar de él su máximo rendimiento, la meta es que el alumno supere al maestro» respondió Mejía.

«Que mis alumnos me superen en competencias, es un síntoma del buen trabajo, eso me motiva más a seguirme entrenando como jugador para mantener el nivel, el objetivo es elevar los colores de Antioquia sin importar quién lo haga.  Son casi 8 años como entrenador de la liga, y estamos haciendo historia con la cantidad de campeones nacionales y medallas internacionales que hemos ganado en las diferentes categorías» concluyó Santiago.

Pese a las dificultades y al poco apoyo que tenemos de la empresa privada, la Liga Antioqueña de Bolo se esfuerza en masificar el deporte y ganar espacios en lo local y nacional, necesitamos más ayuda del Inder de Medellín, desafortunadamente tuvimos que suspender la Liguilla 2015, uno de los torneos más queridos de la afición del bolo en Antioquia, por la falta de espacios y horarios que el Inder nos dio este año. Seguiremos trabajando y esperamos que nuestros deportistas nos sigan llenando de orgullo.

¡Felicitaciones!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *